Vereda del Manar y Veredón de las Nieves

Vereda del Manar

Vereda del Manar

Vaya tarde de cine que nos ha hecho a Javier y a mí en nuestra salida miercolina, que por cierto, hoy otro éxito más con las consecuentes medallistas al final del reto.

Así que nos vamos muy temprano con un sol que en algunos momentos (sobre todo en subida) apretaba, en dirección a donde últimamente todos los miércoles, a la Sierra del Manar en nuestra búsqueda del sitio no pisado, De camino nos vamos por el recorte de Gójar hasta Dilar sin tocarlo porque seguimos por el recorte de los perros sarnosos (como un día estén sueltos… ) y cruzamos por campo (de la clave), para irnos por el camino de la almazara y desviarnos antes hasta nuestra vereda del barranco de los pinos que por cierto, es una pasada, no me canso de pasar por ahí.

Una vez pasamos esto nos vamos por la “subida” de los abrevaderos que por mucho que pase siempre se me hace pesadilla, será por esas rectas tan largas… hasta llegar a los abrevaderos y sin parar ni un segundo seguir hasta el cortijo del Manar por esas cuestas al 16% – 18% y algunos tramos 20% que también se hacen duras, sobre todo al final.

Llegamos al Cortijo del Manar, que por cierto, que feo coño, y nos desviamos por la vereda del Manar que yo nunca había hecho y que por cierto, con grata sorpresa la hago y me quedo encantado, tanto por el sitio como por las vistas. En algunos tramos hay escalones de piedras pero teniendo técnica se hace integra.

Una vez en la bifurcación de Mala Mujer, vereda del manar, hay una vereda que le tenía echado el ojo que es la que hemos hecho hoy, la de las Nieves que llega hasta la explanada de las Nieves, casi en Ermita Nueva. La vereda es una auténtica pasada, 98% ciclable (hay dos escalones que se pone pié a tierra). En el principio es mini vereda súper técnica entre aulagas de más de metro y medio que casi que te tiran de la bici, como esa unas cuantas, el suelo con mucha piedras suelta pero se hace y se sigue hasta comenzar el barranco donde las pendientes son brutales, pero si diciéndolo, se hacen. La vereda es una auténtica pasada, eso sí, hay que tener cuidado porque es muy técnica ya que se baja entre piedras y grava, con muchísima vegetación y de desnivel en 2 Km. se bajan 400 mts. de desnivel… con eso lo digo todo.

Al final cuando lo bajamos nos volvemos a Gójar por el camino de la Fábrica y entrega de medallas… enhorabuena a ambos ¡¡¡

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s