Vereda de la Fuente de la Teja y Monte Jate

Camino de los Leñadores

Un nuevo día, una nueva ruta y un nuevo reto. Hoy se nos presentaba una vereda que no habíamos hecho nunca, la vereda de la fuente de la Teja de la Sierra de Huetor y como no, todo un éxito.

La tarde prometía, buena temperatura y viernes, que mas se puede pedir?, así que nos vemos en la gasolinera de Huetor y le tiramos echando humo en dirección a Nivar pasando por Granada, reyes católicos, Gran vía, Tráfico y nos metemos de lleno e pulianas para coger la vereda que nos cruzará la autovía, que por cierto, tiene unas buenas rampas con un desnivel serio hasta llegar a NIvar, pero como no, la hacemos a nuestro ritmo y, como no, nos sale que ni bordado.

Paramos en la fuente del ayuntamiento de Nívar a cambiar agua ya que salía un caño fresco fresco que nos ha dado la vida, aunque por esas alturas no hace calor fuerte que digamos. Seguimos subiendo y nos vamos por el camino de Cogollos, sin pisar asfalto, en dirección a coger el camino que lleva a Carifaquín, que hoy y por esta época desborda verde.

Un poco más arriba volvemos a parar porque Isaías no venía hoy muy flamenco, exáctamente en la fuente de lochar que mira que hacía tiempo que no paraba. Por cierto, ha sido beber el agua milagrosa y subir el tramo hasta el collado de las minas a un ritmo que ya me gustaría ver a más de uno. Una vez en el collado de las minas seguimos en dirección al llano del fraile para desviarnos hasta fuente fría donde cogeremos la vereda del día, la de la fuente de la teja.

En sus primeros compases la vereda es un auténtico gustazo porque controlas la bici y la vereda, eso sí, con mucha técnica. La disfrutas un montón. Luego hay un tramo intermedio que tiene mucha roca donde por saltos etc hay que poner pié a tierra en un par de ocasiones. Al final si quedas vivo los zarzales, aulagas y su puñetera madre harán el resto.

En la fuente de la teja pensamos que la mejor opción para volver era coger más veredas¡, y eso hemos hecho. Nos hemos ido hasta puerto lobo y de ahí por carriles nos hemos ido por carriles hasta coger la vereda de monte jate, también muy muy técnica que nos dejará en la (como la llama la gente y no se porqué) cuesta de los garbanzos. Ya solo quedaba venir por el paseo de los tristes, un infierno para las bicis porque es como jugar a los marcianitos y vuelta a casa.

Ahora espera cerro mariano el domingo con petecaure¡¡ allá vamos ¡

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s