Refugio Ventura a la Rinconada de Nigüelas

Acequia Prados Coloraos

La aventura de hoy ha sido para enmarcar, ponerle un marco espléndido porque la ruta lo ha merecido. De impresionante le pondríamos un 9 (por no ponerle un 10), de dificultad le pondríamos dificil, sobre todo por el tramo de la acequia prados coloraos, es bastante técnica aunque el paisaje hace que lo sea menos. Los neveros a mitad de acequia complicados como ellos solos, y el segundo nos ha dado la puntilla al no dejarnos que lo pasáramos. En global una pasada de ruta recomendable 1000%.

Como siempre y para no variar hemos salido a la hora de los panaderos, coches en mano y rumbo a Nigüelas ya que allí estaba la salida hoy. Preparamos las bicis y nos vamos hasta el río Torrente donde comenzaríamos la subida, que hoy no estaba la subida por las yeseras, hoy la hemos hecho por las zetas que nos parecían difíciles, pero que una vez entrados en calor y al ritmo que hemos marcado nos las hemos hecho en un pisas.

La subida no acababa ahí, ya que eso solo eran los primeros 300 mts. con un desnivel aproximado hasta el destino en Río Lanjarón de 1650 mts sin apenas dos o 3 descansillos. La subida en global ha sido tremenda, un subidón de mil pares de narices que hay que echarle … pues eso, narices para hacerla sin parar como hemos hecho. A la altura de la fuente del sabuco se nos han juntado un par de nubes que no querían que viésemos nada pero les hemos dado esquinazo y al fin, sobre los 2000 mts de altura las vistas eran demenciales, desde la sierra de Lujar siguiendo por sierra de Albuñuelas, padul, escudar, etc etc etc, unas vistas de esas que se te quedan grabadas para siempre.

Continuamos la ruta para seguir por el camino sulayr y pronto nos desviamos para la derecha buscando el camino del arroyo de prados coloraos, un arroyo con una distancia considerable de unos 4 Kms. en subida que en algunos tramos harán sacar toda la pericia que llevas dentro, ya que la acequia es bastante grande y el sendero se hace minúsculo en algunos tramos. Continuamos así hasta pasar el refugio ventura, mas abajo lo dejamos, y seguimos hasta una pequeña laguna donde repostamos agua y seguimos más adelante donde cruzaremos nuestro primer neverazo con mucho cuidad de no caernos montaña abajo. Una vez pasado el primero seguimos hasta el segundo neverazo que este sí nos cortará el paso de lo extremadamente inclinado que está y con una nieve casi imposible de pisar.

Ahí acabó la aventura, así que nos dimos la vuelta y comenzamos el descenso no sin antes pararnos en el refugio Ventura y echarnos unas fotos por su peculiaridad de que está construido en roca y en este momento no goza de muy buena salud ya que está bastante abandonado.

Seguimos el descenso y después de un buen rato volvemos a retomar el camino sulayr para afrontar la última parte de la ruta, la subida a la rinconada de nigüelas. Bajamos hasta los 1900 mts. y de ahí solo nos quedaría volver a subir hasta los 2160 mts donde justo en el arroyo torrente paramos a echar fotos y a partir de ese momento ya todo es bajada, no sin antes pararnos en el mirador de la rinconada y en los cortijos de Echevarría, un lugar precioso digno de no perderse y más en esta época.

Ya solo quedaba el descenso hasta nigüelas que por cierto, nos ha salido de lujo, los frenos han echado humo y al final , ya en el río torrente por monachil la última rampa para finalizar la jornada, una jornada que ha sido un acierto total y que volveremos a repetir hasta llegar al nacimiento del río lanjarón ¡

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s