Río Dilar

Río Dilar

El reto de hoy será serio. Bajar al río Dilar con el caudal que lleva y cruzarlo unas cuantas veces con el torrente de agua que lleva. Pues eso mismo hemos hecho mon y yo y lo hemos hecho con nota¡¡. (por cierto Isaías, eso no lo hacemos con bici ni de coña¡, en todo caso con Kayak).

Bajamos del collado Sevilla, en los aparcamientos de la toma del canal y nos vamos hasta la estación eléctrica de más abajo por unas cuestas con bastante desnivel aunque ahí no queda la cosa, ya que justo al llegar a esta pequeña estación comienza lo bueno.

Seguimos por una vereda que empieza entre zarzas que en algunos tramos se pierde, pero que siguiendo el track se va correctamente. Justo después comienzan una zona de mini vereda – barranquera que con lo suelto del terreno se hace complicado hacer para bajarla, hay que bajar con bastante cuidado ya que un traspiés te hace tener una caída bastante considerable, también la gravilla suelta y las piedras que hay te pueden jugar una mala pasada.

Al final de esta vereda por fin tocamos tierra justo en la base del río donde comienza la vereda que en un principio se hace correctamente hasta que de repente se corta en dirección al río sin más remedio que si quieres seguir tienes que cruzar o cruzar, no hay otra. Al principio nos lo hemos pensado porque el caudal es serio, pero después de unos momentos de pensar nos hemos armado de valor para cruzarlo y uno a otro y con el agua por encima de la rodilla aguantado el torrente hemos cruzado.

Seguimos el camino creyendo que ya no habría más cruces, pues nada, justo unos 300 mts. mas adelante de nuevo hay que volver a cruzar el río, pero esta vez, después de casi cruzarlo no hemos podido porque había una poza que el caudal te llevaba, era demasiado fuerte, así que ni cortos ni perezosos hemos seguido por el margen del río y hemos encontrado otro camino que seguia por la orilla derecha, hasta que de nuevo hay que cruzar si o si.

Esta es la tercera vez que nos metemos en el río, esta vez ni quitar zapatos ni gaitas, al río de cabeza, y esta vez por otro sitio que el río se estrecha y daba fuerte, así que uniéndonos en cadena hemos vuelto a cruzar. Seguimos otros pocos de metros, unos 600 mts. y de nuevo y por cuarta vez hemos tenido que cruzar el río, y esta vez por encima de la cintura, ya que el río se estrechaba y la zona era muy profunda. Que show, agua por encima de la cintura, con lo fría que está y por esas partes¡¡, coño que frío, además, gracias que había unas ramas y nos hemos podido agarrar…

Ahora y después de esto y para secarnos comienza una vereda en ascenso de unos 150 mts. que hay que subir con una elevación apañá y entre jabalíes que comían a estas horas. Esta vereda nos dejará en el camino que lleva a la toma del canal donde una vez más (esta vez por un puente de madera) hay que cruzar por quinta vez pero que ya nos dejará en el camino del Cortijo Rosales.

Ahora solo nos quedaba hacer la vuelta por la vereda del Barranco del Búho hasta el Collado Sevilla. Cuidado de no entretenerse en esta vereda¡

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s