Del Puerto de la Ragua a Nigüelas [Transnevada 5,6,7]

Trevélez

Que hoy teníamos ganas de meneo era algo bastante obvio porque la ruta que habíamos propuesto no era moco de pavo, realizar 3 transnevadas en una y al final casi que ha sido. La ruta ha sido simplemente excepcional, de lo mejorcito que hemos hecho últimamente y claro, de lo que mas narices le hemos echado, porque ya de por sí han salido una buena mochila de kilómetros. Entre los parajes, de todos los tipos y para todos los gustos, desde la vertiente mas almeriense hasta la “más granaina” como decía yo, desde las más fresquita, hasta la más calurosa. Hemos encontrado tramos fáciles, difíciles y tramos que alguno se los podía haber guardado en el forro del pantalón, aunque nada que reprochar, la ruta es una auténtica gozada, por separado para todos los públicos, y en conjunto solo para unos pocos.

Ahora voy a desglosar el contenido de la ruta en las 3 transnevadas por las que discurre la ruta:

TRANSNEVADA 5 – Puerto de la Ragua – Juviles.

Realizada ante una inmensa maraña de barrancos, ríos y altas cumbres, con laderas de pueblos blancos discurre esta etapa en la que nos ponemos las zapatillas en el Puerto de la Ragua a las 7 menos cuarto de la mañana, aun con la noche a cuestas y con un frío que a más de uno (eh Isaias?) le ha refrescado un poquito, vaya rascazo¡.

Nada más salir ya comenzamos por el carril que poco a poco nos va dejando en el barranco del Hornillo que más tarde nos acercará al tramo que se une con la transnevada de invierno que viene de la posada de los arrieros. A mi los frenos como que se me habían quedado fríos y no había manera de caletar eso, así que hacemos un descenso bastante tranquilo.

Pronto encontramos el área recreativa de Laroles, un enclave para pasar un día de lujo, entre el río Laroles que se sale de agua y vegetación, un sitio espectacular¡

Hay que decir que este tramo de la Transnevada tiene fuentes a raudales, desde la de la piedra del Gitano, chorreras, barranco hondo y otras más que aún no recuerdo a diferencia del tramo anterior que en 44 kms no tiene una fuente ni de casualidad. También hay que decir que en esta época del año y con los deshielos hay agua a raudales y los charcos, riachuelos y cascadas son algo normal que le dan una belleza exagerada al tramo.

En este trayecto dejaremos desvíos que podrían dejarnos en valor, maicena o Júbar,. Después de pasar el río Mecina seguimos y nos encontramos puerto lobo, no el puerto lobo nuestro (el de sierra huetor), este es un enclave de paso entre alpujarra y marquesado que también dejamos atrás ya que nuestro objetivo es otro.

Mas tarde nos encontramos con el área recreativa de las chorreras con unas cataratas que si vienes con algo de calor, si eres capáz métete ahí que en breves segundos sales como un témpano de hielo¡.

Casi finalizando nos encontramos la estampa del día, un grupo de ciclistas, unos 7 u 8 parados con una pareja de forestales rellenando los boletines pertinentes… a mal entendedor… a nosotros nos han sobrado las palabras y hemos seguido nuestro camino por zonas legales hasta Juviles, donde esta etapa de transnevada seguiría sin parar más de 15 minutos en la fuente del pueblo.

TRANSNEVADA 6 – Juviles – Refugio Forestal de Cáñar

Tras dejar de hincharnos de comer chorizos tremendos de ciudad Real y bocadillos varios, nos ponemos el traje de faena y dejamos atrás juviles para afrontar otra etapa que se presentaba dura, muy dura y mas por la hora en la que entrábamos, ya que la vertiente iba cambiando a “más granaina” como digo yo y la humedad y el calor iban haciendo de las suyas.

Nos vamos con una subida hasta el portichuelo de Cástaras hasta la parte alta de la Alpujarra para visitar pueblos como Trevélez, capileira, pampaneira y bubión, que están situadas por las laderas más altas de nuestra sierra. Hacemos parada obligatoria en Trevélez donde otro avituallamiento nos esperaba en forma de bebidas azucaradas varias y agua, mucha agua por como iba pegando el día. Después de esto nos esperaba un buen meneillo en forma de subida de unos 300 mts que discurre por los barrios de trevelez desde el bajo hasta el alto pasando por el medio.

Pronto esta pista comienza a suavizar y entre langostas, cigarrones y miles de saltamontes seguimos en dirección a Capileira no sin antes parar de nuevo a tomar aire 5 minutos y proseguir por el barranco de la bina que está malamente hemos tenido que sortear como unos auténticos escaladores alpinos¡, el barranco tenía narices porque el agua se lo ha llevado por delante y hay un socavón de mil pares de narices. Siguiendo el camino a pocos metros de nuevo hay otro socavón que también se pasa sin dificultad.

Seguimos el trayecto hasta el mirador de los Alisos donde paramos a echar unas fotillos y seguimos de nuevo dale que te pego al pedal para coger la carretera que nos llevará al mirador del Ángel y de ahí a Capileira en una bajada tremenda con el carril perfecto, que todo hay que decirlo, casi todo el camino ha estado de 10.

En Capileira paramos a hidratarnos y hablar con las gentes del lugar y parar 10 minutos, que menos, para jalar algo y proseguir por carretera hasta Bubion y pampaneira donde paramos en la fuente y entre extranjeros al 95% damos la vuelta y seguimos a carretera para irnos a la antigua central hidroeléctrica de pampaneira.

Ahora venía lo bueno. Seguimos por carretera un par de kilómetros y justo a llegar a la Ermita de Padre Eterno empezaba una subida que con 113 kms. en las piernas y las 4 de la tarde nos iba a hacer daño. La subida hasta la casa forestal de soportujar no es muy inclinada pero no tienes sombre ninguna, el lorenzo te pega de plano y arboles no hay ni uno, eso sí, hay un par de fuentes que te dan la santa vida como me la dieron a mi y reviví ¡.

Al llegar a la casa forestal parada de lujo, comida y seguimos lo que nos quedaba hasta Puente Palo, donde por cierto, están arreglando el camino con mucha agua y hemos pillado un barrizal de mil pares de narices. Al llegar a la fuente del rosal solo queda 1 km hasta puente palo que cuando llegamos no nos lo creemos porque habíamos llegado bastante bien. Ya solo queda subir una cuesta de pocos metros y nos “tiramos” literalmente al suelo en el área recreativa donde estamos un buen rato descansando e hidratándonos para afrontar mas cuestas y barrancos.

Seguimos después del descanso y el fin de la sexta etapa llega cuando vemos la casa forestal de Cáñar. Fin de la sexta etapa

TRANSNEVADA 7 – Casa Forestal de Cáñar – Dilar

Esto ha sido tremendo aquí morí y casi que me entierran.

Después de echar fotos a la casa forestal, pasamos el desvío que te dejará en Lanjarón y nos paramos en el mirador de Cáñar para presenciar el espectáculo de esta vertiente de la alpujarra, indescriptible. Después del parón ahora solo nos queda que bajar a Tello, donde a mi me vino la gorda mundial. Una vez se llega abajo, donde está el puente y 2 perros muy amables que te reciben al grito de GUAU GUAU, sale su dueña y lo típico “si no hace nada…., si no hace nada….” en fin, hasta el día que hacen, pues después de esto y de que cuando llegas abajo has de ir bici a cuestas, llegas a un puente fantástico de madera donde echas fotos y ves lo bien que estás hasta que ves lo que tienes que subir bici a cuestas despues de 130 kms., esa fue mi sentencia de muerte. Al comenzar a subir me dio tal pájara que me quedé listo en la casa de Tello, ni toda el agua de la fuente me podían menear.

Después de descansar un buen rato y con un par de parones en el suelo, me subí a la bici y “apoquito a poco” pude continuar para seguir subiendo 270 mts más de desnivel hasta llegar al cruce con el desvío de Nigüelas donde esta etapa se quedó a medias. Pensamos que podíamos haber seguido para la rinconada de nigüelas y de ahí haber seguido a Prado seco, pero se perfectamente que antes de la rinconada hubiese explotado de nuevo, total, que aquí dejamos la mitad de la 7 para otro día a ver si podemos acabar esta mitad y la 8 que ya no es mucho.

Al final bajamos a Nigüelas, una bajada de 1200 mts. donde yo literalmente estaba fuera de onda con las reservas finalizadas, tanto así que Javier vino a recogernos a Nigüelas y ahí finalizó nuestra ruta, que por cierto, era lo que teníamos previsto hacer. Un pedazo de día con un compañero chalao perdío como yo, menudos estamos¡

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s