Transnevada 7 – Casa Forestal de Cañar – Dilar

transnevada 7 (25)

TRANSNEVADA 7 – Casa Forestal de Cáñar – Dilar

Esto ha sido tremendo aquí morí y casi que me entierran.

Después de echar fotos a la casa forestal, pasamos el desvío que te dejará en Lanjarón y nos paramos en el mirador de Cáñar para presenciar el espectáculo de esta vertiente de la alpujarra, indescriptible. Después del parón ahora solo nos queda que bajar a Tello, donde a mi me vino la gorda mundial. Una vez se llega abajo, donde está el puente y 2 perros muy amables que te reciben al grito de GUAU GUAU, sale su dueña y lo típico “si no hace nada…., si no hace nada….” en fin, hasta el día que hacen, pues después de esto y de que cuando llegas abajo has de ir bici a cuestas, llegas a un puente fantástico de madera donde echas fotos y ves lo bien que estás hasta que ves lo que tienes que subir bici a cuestas despues de 130 kms., esa fue mi sentencia de muerte. Al comenzar a subir me dio tal pájara que me quedé listo en la casa de Tello, ni toda el agua de la fuente me podían menear.

Después de descansar un buen rato y con un par de parones en el suelo, me subí a la bici y “apoquito a poco” pude continuar para seguir subiendo 270 mts más de desnivel hasta llegar al cruce con el desvío de Nigüelas donde esta etapa seguiría por el carril que nos llevará hasta la Rinconada de Nigüelas, sitio impresionante a las faldas del Caballo, partido por el río Torrente y varios arroyos que aún a día de hoy bajan muy caudalosos. Por cierto, el tramo que había derrumbado está arreglado.

La pendiente es suave y se hace sin dificultad pero eso no quita que no haya que echarle un rato de ascenso hasta coger la cota máxima de la toda la Ruta Transnevada a 2147 msmn.

Parada de turno en el mirador de la rinconada donde cruzamos con un grupo de senderistas que ya salían tarde para el caballo y seguimos ahora con un descenso impresionante por los cortijos de echevarría que entre caminos con tierra muy suelta y muchos socavones, s descienden unos 1200 mts de acumulado.

La bajada se hace en unos 22 minutos hasta llegar al río Dúrcal, que por cierto, también baja de lo lindo con un montón de agua. Este río lo preside el cortijo de la Magara, donde encontramos cuevas impresionantes en la parte derecha que por tiempos no paramos a visitar porque hay que afrontar una dura ascensión desde el río hasta el camino de prado seco, unos 340 mts de ascensión con rampas muy fuertes que después del descenso cuesta calentar piernas.

Después del duro ascenso ahora nos quedaba un duro y complicado descenso por el mismo camino pero la dificultad está en los arenales y lo empinado del terreno que en más de una ocasión te harán soltar alguna que otra gota de sudor. Por el camino nos cruzamos con un par de grupos de ciclistas que iba sufriendo el más del 24% continuado que tiene la subida, para nosotros bajada.

Ahora nos venía otra pequeña pala de las que no se cuentan, la subida a El Puerto. con más de 140 mts de ascenso en rampas del 18% que después de lo que llevas encima se hace dura y en esa zona sin mucho aire soplando, con una sensación de calor bastante agobiante, eso sí, pensando siempre en que la fuente de Ermita Vieja está cerca y así se hace más ameno.

Ya en Ermita vieja solo quedaba que comer un poco en el primer avituallamiento del día y hincharnos de agua porque la bajada hasta el río Dilar era larga y más pensando en lo que nos quedaba.

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s