Transnevada 7 y 8 – De Nigüelas a Güejar Sierra

Prado Seco

Lo que está más claro que el agua, es que si algo te gusta, eres capaz de levantarte a las 5 de la mañana para arreglarte en un santiamén y salir de tu casa a las 5:30 para irte a hacer una ruta como un demonio de dura y estar encima de la bici durante 9 horas con una ola de calor sahariano dándote la murga y andar de fuente en fuente llenándote de todo tipo de aguas, a cual más diferente a la otra.

Pues eso mismo hemos hecho esta mañana, ni cortos ni perezosos, había que acabar la ruta Transnevada como fuese y hoy nos esperaba una tarea dura. Salir de noche de Nigüelas, por el tema del solano (6:18 de la mañana), subir hasta la rinconada de nigüelas a mas de 2147 msnm, techo de la ruta Transnevada, bajar al Río Dúrcal con un descenso de más de 1200 mts de desnivel negativo, subir por prado seco 341 mts de desnivel positivo con el solee dándonos en el lomo, bajar por prado seco en una pista auténtica de patinaje artístico y comenzar de nuevo un ascenso de 130 mts hasta el collado del puerto. Bajamos de ahí a Ermita vieja donde hacemos la primera parada técnica del día, comida y seguimos en descenso hasta el río Dilar que seguimos hasta el camino de la Fábrica, zapatera y comienza otra púa del día, la subida al collado del fraile que se hace tremenda con 1800 mts en las piernas para seguir subiendo hasta parejo camino a cumbres verdes y subida al collado sevilla, puente de los 7 ojos y la de la cortijuela que con 2400 en las piernas se hace más tremenda aún. Parada técnica en cortijuela y seguimos hasta el collado, subida al del Álamo y bajada por las zetas hasta la Deshilla y de ahí a Diechar cruzando río hasta las trancas de agua y de nuevo con 2600 en las piernas subir a la fuente de la toma del río monachil y seguir subiendo hasta jerónimos y Dornajo, alcanzando 3100 en las piernas. Ahora toca descanso en bajada por el Duque, Charcon y en maitena la última subida del día, hasta Güejar sierra donde nos esperaba la meta, tan ansiada y codiciada por fin¡, TRANSNEVADA TERMINADA¡¡¡ aleluya, ya solo nos quedaba darnos un festín en Las Lomas, vaya hinchá comer¡, y bajar a pinos genil donde nos esperaba coche para ir a recoger a Nigüelas el otro coche¡

Ahora explico un poco por los tramos.

TRANSNEVADA 7 – Nigüelas – Dilar

Séptima etapa que discurre entre el Refugio de Cañar y Dilar, pero como lo dejamos el otro día con Tello hecho, solo nos quedaba que comenzar desde el tramo “I” de Transnevada para subir al cortijo del carrero donde lo dejamos y comenzar. Ni que decir que la subida de Nigüelas es increíble, se suben 900 mts. de desnivel en 9 kms. para retomar Transnevada.

Una vez cogemos el carril ahora nos quedaba visitar la Rinconada de Nigüelas, sitio impresionante a las faldas del Caballo, partido por el río Torrente y varios arroyos que aún a día de hoy bajan muy caudalosos. Por cierto, el tramo que había derrumbado está arreglado. La pendiente es suave y se hace sin dificultad pero eso no quita que no haya que echarle un rato de ascenso hasta coger la cota máxima de la toda la Ruta Transnevada a 2147 msmn.

Parada de turno en el mirador de la rinconada donde cruzamos con un grupo de senderistas que ya salían tarde para el caballo y seguimos ahora con un descenso impresionante por los cortijos de echevarría que entre caminos con tierra muy suelta y muchos socavones, s descienden unos 1200 mts de acumulado. La bajada se hacen en unos 22 minutos hasta llegar al río Durcal, que por cierto, también baja de lo lindo con un montón de agua. Este río lo preside el cortijo de la Magara, donde encontramos cuevas impresionantes en la parte derecha que por tiempos no paramos a visitar porque hay que afrontar una dura ascensión desde el río hasta el camino de prado seco, unos 340 mts de ascensión con rampas muy fuertes que después del descenso cuesta calentar piernas.

Después del duro ascenso ahora nos quedaba un duro y complicado descenso por el mismo camino pero la dificultad está en los arenales y lo empinado del terreno que en más de una ocasión te harán soltar alguna que otra gota de sudor. Por el camino nos cruzamos con un par de grupos de ciclistas que iba sufriendo el más del 24% continuado que tiene la subida, para nosotros bajada.

Ahora nos venía otra pequeña pala de las que no se cuentan, la subida a El Puerto. con más de 140 mts de ascenso en rampas del 18% que después de lo que llevas encima se hace dura y en esa zona sin mucho aire soplando, con una sensación de calor bastante agobiante, eso sí, pensando siempre en que la fuente de Ermita Vieja está cerca y así se hace más ameno.

Ya en Ermita vieja solo quedaba que comer un poco en el primer avituallamiento del día y hincharnos de agua porque la bajada hasta el río Dilar era larga y más pensando en lo que nos quedaba.

TRANSNEVADA 8 – Dilar – Güejar Sierra.

Comenzamos en el Río Dilar después de haber descendido los casi 500 mts y cambiando el chip estamos como si no hubiésemos llevado lo que llevábamos ya en las piernas, así que por el Río Dilar nos ponemos manos a la obra, camino fresquito a la rivera del río y vamos planificando como lo vamos a hacer de cara a afrontar las palas que nos quedan de la ruta que no eran pocas.

En un principio, se acaba Río Dilar y comienza un pequeño ascenso por el camino de la Fábrica para seguir un km y medio hasta tomar el desvío de la Zapatera, que nos dejará en el Cortijo de Macairena en una cuesta algo pronunciada pero que se salva con algo de fuerza y facilidad. Ahora nos venía la segunda parte, la subida al collado del Fraile desde el Cortijo, que es durisima, ya que en menos de un km se suben 130 mts por un tramo asfaltado que en la parte final te hará crecer y crecer gotitas de sudor en tu frente y en más sitios, vamos, dura dura. Teniendo en mente que en el collado del Fraile hay una frente se salva más fácilmente, porque paramos, reponemos agua y seguimos ahora a otra durisima pala, la que sube al cortijo parejo en un tramo en el que es recomendable bajarse de la bici (si quieres la puedes hacer montado, pero si la ves….). El terreno esta muy muy mal, mucha piedra y grava y un tramo al 27% que no queríamos que nos gastaste, así que andamos unos metros para salvarla y seguimos hasta el cortijo parejo.

De ahí facilito, bajada al Collado del Tejarillo donde tomas aire y continuas a cumbres verdes por la urbanización la Guitarra donde descansas hasta la fuente del hervidero, que si vas listo de agua es recomendable pararse por lo fresca que cae el agua. Nosotros no hemos parado y hemos decidido seguir porque el sol apretaba y queríamos coger cota para que no calentase tantísimo, así que nos vamos pasando el collado sevilla para llegar al puente de los 7 ojos donde una pequeña cuesta de unos 60 mts te espera al 19% que si sales fresco no pasa nada, pero si llevas lo que llevábamos nosotros….

Después del puente de los 7 ojos ahora nos queda una tendida rampa hasta la Cortijuela, donde no llega la transnevada porque se queda antes, pero que nosotros decidimos hacer parada técnica porque las fuerzas iban justitas. Paramos unos 20 minutos, pies al agua, botes de agua que van y vienen, bocadillo va, plátano viene y después de ese rato y con las fuerzas nuevamente repuestas continuamos para subir al collado, en rampas que después de comer nos han sabido a poco, íbamos eufóricos sabiondo que nos quedaba poco. Que decir la subida al Collado, una rampita no muy grande pero que pica, y la rampa del Collado del Álamo, que es corta pero intensa.

Después de visitar el collado del Álamo, con vistas espectaculares del Purche, pradollano, Sierra Nevada, venía la bajada por las famosas Zetas del Río Monachil, cuidado con el descenso que hay bañeras de grava que te pueden dar un susto y no está la cosa para muchos sustos, paso por la Deshilla, un valle espectacular donde los haya, encerrado por montañas y llegada a la Central de diechar, donde hay que cruzar río que tal y como baja da igual que lo pases bici a cuestas que montado, porque bici a cuestas te mojas y montado te mojas igualmente, así que si no quieres arriesgar pásatelo andando, y si quieres aventura encima de la bici¡.

Ahora a afrontar la penúltima subida del día, la de Diechar en su paso por el río Monachil hasta el Dornajo. En las primeras curvas se hace bien hasta llegar a la cancela, porque cuando llegas ahí, si hace calor hasta los pies se te habrán secado y las rampas son duras, menos mal que en un kilómetro te espera la fuente de la toma del río Monachil, fresquísima y tremenda para seguir con la ascensión hasta la pista de los jerónimos, también con el sol de plano, rectas muy largas y cansancio, mucho cansancio. Una vez llegas a la pista de los jerónimos el cuerpo va cambiando de saber que solo quedan 100 mts de desnivel hasta el collado de las víboras, cruce del camino real de los neveros para dejarte caer y subir un poquito hasta el Dornajo donde por fin tomas el desvío para el Hotel del Duque y el Charcón¡.

Cuidado con la bajada del hotel del Duque, la bici se embala y no hay quien la para, y los cazurros con los todoterrenos suben diciendo:”el carril es mío y que se quiten los de las bicicletas por que me da la gana”… en fin, malas experiencias que se borran al llegar al Charcón, donde vivirás un cambio de paisaje brutal. Ahora solo queda que llegar el río Maitena y la ultima, si, la última subida del día. Unos 80 mts. de ascenso hasta Güejar sierra donde el camino ha terminado, 8 días intensos de bicicleta que para nadie quedarán olvidados, ni para Isaías ni para mi, toda una experiencia¡

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s