Transnevada 8 – Dilar – Güejar Sierra

transnevada 8 (11)

TRANSNEVADA 8 – Dilar – Güejar Sierra.

Comenzamos en el Río Dilar después de haber descendido los casi 500 mts y cambiando el chip estamos como si no hubiésemos llevado lo que llevábamos ya en las piernas, así que por el Río Dilar nos ponemos manos a la obra, camino fresquito a la rivera del río y vamos planificando como lo vamos a hacer de cara a afrontar las palas que nos quedan de la ruta que no eran pocas.

En un principio, se acaba Río Dilar y comienza un pequeño ascenso por el camino de la Fábrica para seguir un km y medio hasta tomar el desvío de la Zapatera, que nos dejará en el Cortijo de Macairena en una cuesta algo pronunciada pero que se salva con algo de fuerza y facilidad. Ahora nos venía la segunda parte, la subida al collado del Fraile desde el Cortijo, que es durisima, ya que en menos de un km se suben 130 mts por un tramo asfaltado que en la parte final te hará crecer y crecer gotitas de sudor en tu frente y en más sitios, vamos, dura dura.

Teniendo en mente que en el collado del Fraile hay una frente se salva más fácilmente, porque paramos, reponemos agua y seguimos ahora a otra durisima pala, la que sube al cortijo parejo en un tramo en el que es recomendable bajarse de la bici (si quieres la puedes hacer montado, pero si la ves….). El terreno esta muy muy mal, mucha piedra y grava y un tramo al 27% que no queríamos que nos gastaste, así que andamos unos metros para salvarla y seguimos hasta el cortijo parejo.

De ahí facilito, bajada al Collado del Tejarillo donde tomas aire y continuas a cumbres verdes por la urbanización la Guitarra donde descansas hasta la fuente del hervidero, que si vas listo de agua es recomendable pararse por lo fresca que cae el agua. Nosotros no hemos parado y hemos decidido seguir porque el sol apretaba y queríamos coger cota para que no calentase tantísimo, así que nos vamos pasando el collado sevilla para llegar al puente de los 7 ojos donde una pequeña cuesta de unos 60 mts te espera al 19% que si sales fresco no pasa nada, pero si llevas lo que llevábamos nosotros….

Después del puente de los 7 ojos ahora nos queda una tendida rampa hasta la Cortijuela, donde no llega la transnevada porque se queda antes, pero que nosotros decidimos hacer parada técnica porque las fuerzas iban justitas. Paramos unos 20 minutos, pies al agua, botes de agua que van y vienen, bocadillo va, plátano viene y después de ese rato y con las fuerzas nuevamente repuestas continuamos para subir al collado, en rampas que después de comer nos han sabido a poco, íbamos eufóricos sabiondo que nos quedaba poco. Que decir la subida al Collado, una rampita no muy grande pero que pica, y la rampa del Collado del Álamo, que es corta pero intensa.

Después de visitar el collado del Álamo, con vistas espectaculares del Purche, pradollano, Sierra Nevada, venía la bajada por las famosas Zetas del Río Monachil, cuidado con el descenso que hay bañeras de grava que te pueden dar un susto y no está la cosa para muchos sustos, paso por la Deshilla, un valle espectacular donde los haya, encerrado por montañas y llegada a la Central de diechar, donde hay que cruzar río que tal y como baja da igual que lo pases bici a cuestas que montado, porque bici a cuestas te mojas y montado te mojas igualmente, así que si no quieres arriesgar pásatelo andando, y si quieres aventura encima de la bici¡.

Ahora a afrontar la penúltima subida del día, la de Diechar en su paso por el río Monachil hasta el Dornajo. En las primeras curvas se hace bien hasta llegar a la cancela, porque cuando llegas ahí, si hace calor hasta los pies se te habrán secado y las rampas son duras, menos mal que en un kilómetro te espera la fuente de la toma del río Monachil, fresquísima y tremenda para seguir con la ascensión hasta la pista de los jerónimos, también con el sol de plano, rectas muy largas y cansancio, mucho cansancio. Una vez llegas a la pista de los jerónimos el cuerpo va cambiando de saber que solo quedan 100 mts de desnivel hasta el collado de las víboras, cruce del camino real de los neveros para dejarte caer y subir un poquito hasta el Dornajo donde por fin tomas el desvío para el Hotel del Duque y el Charcón y de ahí a Güejar sierra un suspiro con el que dirás que todo ha merecido la pena. Enhorabuena a Isaías que ha hecho conmigo esta gran ruta¡

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s