III Subida Nocturna al Veleta

Posiciones del Veleta

Un año más, y por tercera ocasión, nos hemos vuelto a reunir el grupo de fijos al evento (toni, Jesu, Jacob, Isaías y un servidor) y dos nuevos valientes (Jose y Antonio), que nos han acompañado durante esta cita que se caracteriza por su dureza y por las ganas de estar una noche entera dándole al pedal para ver amanecer en el 3º pico más alto de la península, el Veleta con 3385 msmn.

La hora de Salida esta vez las 10 de la noche en la Zubia donde nos reunimos el primer grupo para comenzar la ruta sin la segunda parte del grupo que salían desde la hoya de la mora para bajar por monachil y subir por los llanos de Monachil, que por cierto, tuvieron problemas con una rueda y se tuvieron que dar prisa de lo lindo para conectar todos en la fuente del hervidero.

1ª Etapa Zubia – Dornajo

Nosotros salimos de la Zubia para comenzar la ruta salvando unas buenas palas al principio subiendo por el parque de las canteras de la Zubia donde unas primeras rampas al 21% nos hacen despertarnos y estar bien espabilados para lo que resta de la ruta. La luna alumbraba de lo lindo ya que estaba al 80% y salía más pronto que un día de luna llena. También hay que decir que igual que nos ha acompañado pronto, nos ha abandonado pronto.

Subimos todo el camino de Cájar entre cháchara y llegamos a la fuente del hervidero en un asalto, vamos, que con tanta cháchara ni nos hemos dado cuenta. Repostamos agua y justo al repostar ya nos reunimos con el segundo grupo, Jacob, Jose y Antonio.

Reunidos todos ya nos vamos para Cortijuela con una luna que parecía una farola, lo que ha hecho que las luces no se enciendesen, excepto en algunos tramos de sombra que no se veía. Haciendo un recital de ruidos y más ruidos, vamos, que se nos escuchaba hasta en la Zubia, llegamos a la Cortijuela donde paramos nuevamente con parada obligatoria a comer algo y ponernos las pilas. En 10 minutos nos hemos quedado pajarillo, porque hacía un fresco que al principio no, pero al rato te quedabas listo.

Seguimos todos para el collado con unas vistas de Granada realmente impresionantes que si estas acostumbrado no lo notas tanto, pero si es la primera vez que pasas de noche te deja boquiabierto.

En el collado teníamos la primera bajada, la que nos dejará en el collado del Álamo en una pequeña y corta subida donde nos reagrupamos para acometer el segundo descenso del día, el de las Zetas, que de noche se hace hasta larga. Yo me he quedado para cerrar el grupo el último y colmo de los colmos he pinchado y me he empezado a quedar atrás, menos mal que ya quedaba poco y en la Deshilla hemos inflado lo que parecía un pinchazo.

En la Deshilla hay que bordear el cortijo por la valla en unos 30 mts. en ascensión para volver al carril y seguir en ascensión para llegar al collado donde nos espera el descenso que nos dejará en el río Monachil, que por cierto, hemos bajado y cruzado como auténticos profesionales¡¡, patas arriba para no mojarse¡.

Parada obligatoria en la fuente (que es la última que hay) y seguímos para alcanzar la pista de los jerónimos, collado de las víboras y Dornajo.

2ª Etapa Dornajo – Hoya de la Mora

En el Dornajo paramos y como estamos huecos nos ponemos a las 2:30 con la cascaera sin darnos cuenta de gente que había durmiendo allí al raso, anda que las ganas…

En fin, nos ponemos tibios de comer de todo y de beber y despues de hacer 15 minutos de tiempo empezamos a enfriamos y decidimos continuar la marcha, todos vamos bien y no hay desgracias, bueno, si, yo al final he tenido que cambiar rueda, preferible era a 1680 msnm que a 3000 msnm… me hubiese dado un patatús ¡

Nos vamos del Dornajo por la carretera antigua de la Sierra con mas cháchara todavía pero la luna poco a poco va haciendo de las suyas y poco a poco se va apagando y con eso dejando la carretera más oscura.

El siguiente punto era las Sabinas donde teníamos avituallamiento líquido que había dejado Jacob y de camino paramos a comer algo antes de llegar a la hoya de la mora, que todo hay que decirlo, las rectas tan largas de los peñones de san francisco se hacen eternas…… una pesadilla. Por el camino nos encontramos al último acompañante en coche que salía desde la hoya de la Mora. Javier para para ver si nos hace falta algo y por poco tira a Jacob¡, jejejeje. El sigue su marcha que a nosotros nos faltaba poco para recogerlo.

Por fin la 2ª etapa en la noche había terminado, se notaba en las fuerzas y sobre todo el sueño¡

3ª Etapa Hoya de la Mora – Veleta

Paramos en la hoya de la mora y una vez más, como estamos huecos, liamos una cháchara allí y gente qu dormía en coches salen a decirnos que si nos podemos callar… mas modales señores, mas modales¡.

En fin, nos cambiamos, ropa de invierno, comida, bebida, y a tirar millas que nos queda poco¡.

Sin luna y con una oscuridad supina, subimos todos por la carretera en dirección al veleta. Por el camino se nos cae uno de los integrantes, a jose le dan los mareos chinos y decide darse la vuelta, mejor así que luego peor.

Seguimos todo el grupo y ya empezamos a desvariar con el sueño, las fuerzas y el primer alba. Cuando te empiezan las lucecitas en los ojos el sueño y el cansancio hacen de las suyas¡ y yo creo que he visto a Elvis¡, jejeje.

Javier e Isaías toman la delantera en las posiciones del veleta junto con antonio y jacob, jesu, toni y yo nos quedamos algo rezagados aunque luego ha sido un baile, que si jacob se va, que si yo me quedo, que si jesu se queda, que si jesu se va… total, al final, a 3300 la decisión de andar ha sido en la parte final de la marcha una tónica, algún pie a tierra por el “globo” en la cabeza, pero hemos llegado.

En el veleta nos esperaba la gloria¡, el amanecer y verlo todo, con las sombras del caballo en el horizonte, un grupo de buitres volando a 2 metros…. no hay palabras, no tiene nada que ver hacerlo por la mañana o por la tarde que estar una noche entera y llegar para amanecer, si quieres saber lo que se siente tendrás que esperar al año que viene porque por este año ya tenemos el cupo cubierto, vamos, que ya no subo más¡.

Después de la salida del sol, botella de champan al canto que nos hemos hincao y prepararnos para el descenso, que aunque no lo haya dicho, hay que cruzar un nevero en el que se te va media vida porque como a esa hora es hielo lo tienes que bordear y subir…. que viaje¡.

El descenso lo hemos hecho en nada y nos hemos vuelto a reunir en la hoya de la mora donde decenas de senderistas se preparan para subir al veleta y nosotros, algunos, terminaban, ya que todos menos Toni Jesu y yo se han ido en sus cochecitos calentitos….. En fin, los 3 magníficos hemos seguido hacia granada por carretera antigua y sin parar hasta el parche, donde nos hemos metido entre pecho y espalda 3 tostadas que eran auténticos bollos de pan con tomate¡¡.

Fuerzas repuestas ya solo quedaba cruzarnos con un triatlón y esquivandolo por los pelos nos hemos ido por los neveros hasta casa.

Un año más un pedazo de prueba como un pino una compañía espectacular, sin comparación con nadie¡.

Por cierto, el año que viene os vuelvo a ver, no?

Otra más!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s