Cerro de los Muñoces

Cerro de los MuñocesEl día amenazaba con lluvia y frío y cierto es que aunque avisado estábamos acabamos hechos auténticas sopas al mas estilo alpujarreño que se pueda imaginar.

Avisados estabamos y la profecía se cumplió justamente al llevar pocos segundos montados en bici, pero ni cortos ni perezosos y como 3 auténticos valientes salimos nos propusimos subir al cerro de los muñoces y lo hicimos, aunque pensandolo bien podíamos haber subido en barquilla que lo mismo hubiese dado.

Quedamos en la gasolinera de Huétor como todos los viernes y con lluvia fina (light rain) en la espalda nos vamos al camino del colesterol que seguimos a buen ritmo para ponernos por la carretera de Quéntar en el desvío de la Urbanización Aguasblancas situada a los pies del cerro de los Muñoces, cerro en el que todo son cuestarrones para arriba y para abajo.

Como la cosa iba de cuestas, nada más girar de la carretera nos encontramos las primeras rampas para subir a la urbanización que en su comienzo nos ponen el ritmo cardiaco a tono, ya que el grado sube hasta un 17%, a diferencia del final en el que acabaremos en la ultima rampa al 24% que a más de uno se nos ha escapado un “AJÚ”.

Se acaba la urbanización y cuando parece que la cosa se modera, falsa esperanza porque se sigue subiendo hasta el alto de la umbría a desniveles del 18% al 22% esta vez por carril, que cuando creemos que se estabiliza, ahora viene lo bueno, porque nuestro gozo en un pozo, todo lo subido se baja, unos 120 mts., para volver a retomar el carril y de nuevo hacia arriba, esta vez por sendero destrozado por las motos que con la mezcla de la que nos estaba cayendo era más pasta de alfarero que sendero.

Llegamos por fin al camino de los pinares y ahí tomamos aire porque nos quedaría de nuevo otro subidon hasta que finaliza el carril, sumando por cierto el apretamiento de lluvia que nos estaba cayendo, la cosa se ponía gris y fea, y la noche a cuestas.

Del final de carril venía otro platillo fuerte, el de la subida al sendero de los muñoces, muy pequeño y técnico que nos ha hecho sacar lo mejor de nosotros, como siempre y al final ponernos arriba en, ahora si, pleno aguacero.

Nos queda ahora que bajar la cuerda de los muñoces con vistas a ambos lados espectaculares del embalse de Canales y Dudar a la otra cara. El sendero tiene tramos chulísimo, feos, destrozados y con ganado vacuno, así que cuidado, mucho cuidad ya que tiene mucha piedra, redonda, mojada que hacían que la bici fuese a su bola.

Despues de esta mezcla explosiva llgamos al Cerrón, donde ya la pista asoma y solo nos quedaba que bajar hasta pinos Genil por la cuesta que mirarla hacia abajo da miedo pero que aquí los artistas ya le hemos metido mano hacia arriba en varias ocasiones y es un reto, todo un reto subirla.

La ruta ya había terminado, ahora nos quedaba que volver de noche desde Pinos Genil a casa, por carretera y diluviando que hicimos por Colesterol, tuneles y centro de Huetor vega.

Otro día más, otra aventura más, enhorabuena a los componentes (que sabéis quienes sois, claro).

Otra más¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s