Robledal de la Maroma, Barracones y Camino de los Ángeles

Camino de los Ángeles

Vaya ruta la de hoy, al final ha sido para enmarcar por lo extremadamente bien que nos ha salido todo, a pedir de boca, las veredas del arroyo de Alhama, el camino de los ángeles sencillamente espectacular, el robledal de la maroma, barracones y la vuelta por vereda trialera increible, chapó señores, chapó¡

Hoy nos hemos reunido Javier, Isaías y el que escribe esto para irnos a Arenas del Rey para comenzar desde allí aun a sabiendas de que la temperatura bajaría hasta los -2º que nos ha importado bien poco.

Ya desde los comienzos hemos tomado poco asfalto ya que a los 100 mts. de comenzar ya estabamos en carril, y vaya carril, con unas rampas impresionantes para subir casi a la par de Játar donde después de 4 Kms. de carril tenemos que coger asfalto si o si.

Durante un par de kms. seguimos por asfalto hasta desviarnos a la izquierda pasada la Quesería y no en la primera cancela, ya que es de un cortijo y no se puede pasar, si no en la segunda que si hay carril que es el que tomamos que llega al cortijo de las Casas donde 2 perros enfriados por la niebla nos saludan con un par de ladridos.

Seguimos ahora por una trialera hasta el barranco del rayo donde o te metes en el río o recortas un poco y subes la cuesta a pié (que es lo que hemos hecho, ya que con la niebla cualquiera se mojaba un dedo). Seguimos por este carril plagado de cortijos (parecía canillas de albaida) hasta la pantaneta de la derivación del embalse de los bermejales. Fotos de rigor, vistas impresionantes y mucha ave migratoria que me ha encantado. Seguimos y antes de cruzar el puente Javier tiene la brillante de desviarnos a mano derecha para hacer un sendero que ha sido la bomba del día, el camino de los Ángeles que discurre por la falla de alhama y no se puede describir porque es espectacular, un cañon descomunal que nos dejará en Alhama donde subimos cuestas para retomar el carril de la pantaneta.

Seguimos y en un desvío nos equivocamos de carril y subimos un cuestarrón como un demonio para volverlo a bajar… cosas que tienen las rutas, subir “pa ná”.

Una vez repuestos en carril nos queda que subir una jartá, unos 250 mts hasta llegar al robledal de la maroma, área recreativa muy bien cuidada y con poco robledal. De ahí y por una vereda chulisima nos vamos a los barracones, una escuela taller que hay en el corazón de una de las tantas subidas a la maroma donde hemos repuesto fuerzas entre unos cuantos coches de matarifes cazadores que los tenían allí con el permiso del Sr. Alcalde.

Comidos y peinados nos vamos ahora por otro carril que discurre por la falda de la maroma en dirección játar pasando un cortijo donde 4 mastines sueltos nos esperaban con uñas y dientes para darnos la bienvenida y que nosotros nos hemos bajado de la bici, hemos reverenciado y nos han dejado en paz para seguir el camino hasta una valla donde se prohibe el paso pero que nosotros hemos tomado por un lateral por el que discurría una vereda trialera 100% que ha sido el plato técnico del día, chulísima donde las haya y divertida también, aunque eso si, exigente como ella sola.

Al final de la vereda, tipicos aplausos y vuelta por asfalto hasta jatar donde hemos parado para degustar las delicatessen que nos aguardaban en la “tabernilla” del lugar, todo un triunfo y los tercios a 1,70, desde cuando no veo yo ese precio?

Otra más !

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s