Barranco de Luna y Algarrobo de Saleres

Barranco de Luna

Hoy de nuevo nos hemos vuelto a reunir con Isaías, uno de los mas célebres conocedores del Valle de Lecrín, alredores y como digo yo, más p’allá también, vamos, se las conoce todas y poco rincón se le escapa sin conocer. El deleite hoy ha estado por el barranco de luna entre Albuñuelas y Saleres, una ruta por la que conocímos Mon y yo a esta gran persona, Isaías, y que hoy nos ha enseñado comenzando por una recogida de fósiles en una de las paredes del barranco que nunca pensé que los fósiles estuviesen tan a la mano y sin verlos aparentemente. Al final la ruta como colofón ha tenido como escaparate el Algarrobo de los mil años (lo menos) en Saleres, vaya chulada de arbol, simplemente espectacular ante nuestros ojos. Decir también que la ruta está hecha en coche casi toda y andando los tramos del barranco de luna y en saleres del Algarrobo, está marcado en el track.

Quedamos en Galp de autovía para irnos como es norma en nosotros, rápidamente para visitar el primer punto fuerte del día, los fósiles de la época del …..sozoico y parte de la jurásica justo en la carretera que nos lleva a Albuñuelas. De primeras ha sido coser y cantar, había fosiles por todas partes y un buen rato nos ha estado instruyendo Isaías y justo despues de este hallazgo hemos seguido para el barranco de Luna. Para acortar un poco la ruta hemos bajado con el coche bien cerca del río y desde ahí hemos comenzado el sendero. Al principio hay que cruzar el pequeño río que poco a poco se va convirtiendo en otro más grande.

Balate tras balate hemos ido bajando por naranjos, olivares y algún que otro granado con granadas que eran auténticos balones de fútbol, hasta llegar a la parte donde se coge el sendero que va justo por el río con mucho cuidado ya que Mon se ha metido un buen costalazo por lo resbaladizo del terreno. El barranco es impresionante, por lo menos a nosotros nos ha dejado con la boca abierta. La pena ha sido que donde empezaba a ponerse chulísima la cosa el trayecto fuese por agua… el próxima me pongo las katiuskas y voy de cabeza¡.

Despues de echar mil fotos y no aburrirnos de ver tal paraje nos hemos dado la vuelta para visitar el segundo plato fuerte del día, el algarrobo milenario al que para llegar hemos tenido que “pasar” por alguna cadenilla que otra, respetando al 100% el entorno y lo que no es nuestro, por supuesto. Cuando hemos llegado ha sido espectacular, un algarrobo que de grande sus ramas descansaban en el suelo porque eran mas grandes que incluso el propio arbol. Nos hemos echado unas cuantas fotos y poco mas le quedaba al día, bueno, eso si, saludar a Esther (Fotógrafa profesional de una talla humana increible, y Aurelia, compañera senderista malagueña inquieta donde las haya por su afán de traer gente al Valle de Lecrín, espectacular tierra) y como no, a Isaías (como guía increible por este valle y por último a mi fiel compañera que lo aguanta todo¡¡, hasta los trompazos en el agua, Mon ¡¡.

Otra más !

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s