Cueva de los Bufaos

Cueva de los Bufaos

Esta tarde de nuevo nos hemos juntado esos pedazo de monstruos y sin tener el rumbo muy definido nos hemos ido a nuestra “salvarutas” Sierra del Manar, donde si no te sale una ruta te salen 3.

Así que tomamos rumbo de la Zubia a la Sierra por el camino de los molinos, cruzando el río Dilar que hoy, milagro donde los haya, llevaba agua, no mucha pero llevaba¡, y para cruzarlo sin problema.

Llegamos a Otura y nos vamos dirección Santa clara golf, esquivándolos por el barranco de los lobos que hoy acechaba barro pero que nos hemos salvado por los pelos sin embarrarnos casi nada.

Despues de esto ya venía mi bestia negra, la cuesta de los abrevaderos, con sus porcentajes no muy elevados pero muy constantes que hacen las delicias tus piernas poniendolas a tono en pocos minutos.

Ya en los abrevaderos y con un ritmo bueno, viene la seguna parte de la subida del día, la subida al cortijo del manar, con una cuesta constante y en sus ultimos 700 mts. durisimas, entre el 18% y el 20% en algunos tramos, vamos, que se llega al cortijo echando unos buenos “resoplíos”.

Fin de la subida y comenzamos la otra diversión del día, desviarnos por la vereda del manar hacia abajo dirección a la vereda y cueva de los bufaos. La bajada es muy técnica, ya que ayer había mucha humedad, piedras resbaladizas y había que tener mucho cuidado.

A la cueva se llega en breve, en poco tiempo estas aunque la cueva no es la de altamira, por fuera no se ve muy grande, igual por dentro es mas grande, pero como no somos espeleólogos pues cogemos bicis y seguimos ahora con el plato dificil del día, el descenso de la vereda, unos 350 mts aprox en unos 2 kms. mas o menos.

Tiene al principio tramos con una fuerte pendiente y sin mucha dificultad. A la mitad hay un tramo donde poner pié a tierra, ya que las rodaderas y curvas cerradísimas harán que bajes, eso si, si te llamas javier no te bajarás…. que maquina el tio, se la ha bajado entera¡.

Despues de un par de tramos pie a tierra, llegamos casi a la base donde “tomamos tierra” despues de haber volado hasta el suelo, muy técnica.

Ya solo nos quedaba volver y para eso Isaías nos llevo a conocer un caminillo nuevo qeu bordea Dilar y que nos lleva a las Melillas, y de ahí al camino de la Almazara donde ya cogemos asfalto y para casa, no sin antes brindar con unas birras y cerrar una nueva ruta¡.

Otra más!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s