Barranco del Encantado a Cahorros

Cataratas de los Cahorros

Mañana lluviosa en la que ni el agua nos ha hecho quedarnos en casa y por eso nos hemos escapado a hacer una subida que me tenía en ascuas desde hacía tiempo, la del barranco del encantado.

Para hacerla dejamos el coche en Monachil, parta final y nos cruzamos de orilla del río y comenzamos una fuerte ascensión que nos dejará casi en el castillejo. Las cuestas son tremendas de desnivel pero son asfalto, aunque hoy tuviesen mas barro que asfalto. Una vez se llega a la Umbría parece que suaviza un poco pero sigue teniendo sus buenos rampones y hay que seguir subiéndolos.

Una vez se suaviza, hay que desviarse a la izquierda en una curva donde no se ve ni un solo atisbo de vereda y hay que medio inventársela, ya que hay muchos indicios pero son todos de cabras. Desde arriba también vi que si se sigue subiendo por asfalto se puede coger una vereda menos técnica, pero como a lo que ibamos era al riesgo, pues eso mismo hemos hecho, darle alegría a la ruta y subir por el barranco del encantado.

Como ya he dicho la subida no es moco de pavo, es muy dura y a medida que se sube mas dura aún, y hoy lloviendo y al ser casi todo piedra resbalaba que daba gusto. Al final una vez se empalma con la vereda que sube del castillejo se hace más amena y las vistas son realmente increibles de toda la umbría, monachil y la manta de agua que estaba cayendo.

Ya en el castillejo ahora ya si cogemos la vereda que baja hasta los tajos del contadero donde hemos descubierto el nacimiento de una catarata que hoy estaba espectacular y de camino nos hemos asomado a los tajos y vaya vistas¡, como merecían la pena. Ahora nos quedaba seguir la vereda de la Sabina, que la cueva coge casi justo al lado pero no nos hemos acercado por tiempo. El camino andaba “cagao”, ibas pisando heces de vaca a troche y moche, hasta la bajada al puente de las chorreras donde con mucho caudal hoy el río había un monton de barro.

Del puente nos vamos al tajo de las palomas donde nos cruzamos con un grupo de adolescentes excursionistas que adelantamos sin problema y seguimos hasta las revueltillas donde ya solo nos quedaba asomarnos en un par de miradores a las cataratas que hoy estaba geniales y bajar hasta monachil.

La ruta como siempre la pongo de 10, cortita pero intensa.

Otra más!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s