Prados Coloraos

Prados Coloraos 

Entre risas y algún desmadre que otro ha finalizado la aventura que los skapa2 nos han brindado hoy por la acequia de prados coloraos, entre la belleza de un paisaje salvaje y la alegría que llevabamos más de uno en la durísima ascensión hasta alli.

Para realizar la ruta hoy nos hemos “arrejuntado” unos cuantos amantes del mtb y de las rutas espectaculares, Jesu, Isaías, Javier, Pedro, Bárbara, Jacob, Serafin, Davíd y el que os relata estas lineas.

Hacemos la salida desde Nigüelas muy temprano para en vez de comenzar, bajar por el río Torrente hasta Talará, donde algún que otro contratiempo nos ha tenido parados algún rato. De aquí y entre algun despiste que otro comenzamos la ascensión desde Talará, a 700 mts. de altitud que nos llevará hasta los casi 2500.

De Talará y por asfalto comenzamos a subir, al principio por asfalto y un km. más adelante se convierte en carril de tierra donde ya si empieza lo bueno y nos encontramos en nuestra salsa.

Entre unas cosas y otras nos esperan unas vistas espectaculares del valle de lecrín, sierra de Lujar, la costa y unas nubes que amenzaban frio, mucho frío.

Una vez dejamos atrás las rampas mas tendidas, llegamos al cortijo carrero 1800 donde comienzan unas rampas con un desnivel bastante severo que nos llevarán hasta peña caballera y aquí comenzaremos la ascensión por la acequia de Prados Coloraos.

Esta acequia nos llevará hasta el río Lanjarón donde la espectacularidad de sus cascadas, chorreras y ríos no se plasma en las fotos, una lástima pero con haber estado allí en el día de hoy queda bastante claro.

Justo al cruzar el desvío del refugio Ventura, Pedro, Bárbara y Jesu se despegan del grupo y deciden ir bajando mientras los demás nos vamos por la mini vereda de prados coloraos hasta el río Lanjarón.

En el camino cruzamos alguna que otra Chorrera con unos estanques que con el reflejo de la sierra los hacen de cine y con los protagonistas de postal navideña, jeje.

Al cruzar el nevero hay un tramo que es todo a pié o te la juegas de caerte por unos barrancos muy pronunciados, bastante técnicos. Pasamos alguna que otra cornisa y al final la recompensa que por cierto, me he quedado con ganas de llegar hasta el final… que leches.

Despues de echar un millón de fotos, nos damos la vuelta y comienza el descenso por donde hemos subido con menos cuidado del que habíamos subido. A la altura del refugio Ventura nos desviamos por la vereda del refugio y la bajamos, todo una aventura el bajarla, impresionante. De aquí ya solo queda que subir un par de rampas y volver al camino de subida que hacemos en algún tramo y luego desviándonos para no bajar por donde habíamos subido.

El regreso a Nigüelas triunfal donde nos esperaba la parte del grupo con unos zumos de cebada para celebrarlo aderezados con unos huevos estrellaos y entremeses varios que han hecho de la ruta todo un éxito para rememorar el año que viene¡¡

Enhorabuena a todo grupo porque sois unos chempions¡¡

Otra más!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s