Cerro Herrero y Almeiza

Cerro Herrero 

Un miércoles más nos juntamos los de siempre, Javier e Isaías, y hoy se nos une David a seguir investigando carriles y más carriles en busca de pasar una tarde divertida.

El reto de hoy era “veredizarnos” desde el Pico del Águila, junto a Cerro Herrero, hasta casi la gasolinera del Padul, intentando tocar lo mínimo posible el asfalto, todo un reto que casi que cansa más bajarlo que subirlo, aunque claro, subirlo no es moco de pavo.

https://www.flickr.com/photos/garciaguerrero/sets/

El punto de salida lo establecimos hoy en la Gasolinera del Padul, pronto para que nos diese tiempo a todo, con nubes amenzantes de lluvia aunque al final solo quedó en una ventolera y algo de frío, por lo menos yo.

Para comenzar nos vamos por el camino de los Molinos del Padul dirección Cijancos pero desviándonos antes po un poco de asfalto para coger el camino del Valcaire con algún que otro repecho válido para ir acomodando los garbanzos en sus asientos estomacales.

De aquí y por carriles hemos seguido hasta llegar al barranco del calabocillo, donde un par de palas del 19% nos hacen “sentarnos” en el sillín y pronto alcanzar los 400 mts. de desnivel en 5 kms, casi ná¡. Del calabocillo de nuevo otras rampas bastante severas hasta el barranco del capón donde nuevamente otra rampa de esas que te quitan el hipo nos llevará hasta zona ventiladora donde como buenos bikers nos subimos a un almendral para volverlo a bajar, que cracks, eh David?.

De aquí y ahora por una gran pista y acompañados entre “vulanicos” y aderezado con un santo ventolerón llegamos al carril que nos pondrá en un par de kilometros intensos en Cerro Herrero donde hacemos primera paradita del día.

Despues de fotos varias ahora tocaba bajar para volver a subir hasta el pico del Águila desde donde ya por fin nuestra recompensa estaba al caer, veredas y más veredas.

Para comenzar hacemos la vereda de Almeiza, un auténtica y espectacular vereda que en su día descubrimos Ubagos y yo, que no había nada de vereda casi, virgen diria yo y que a día de hoy es un auténtico circuito de descenso por sus curvas imposibles, escalones y algun salto espectacular que otro. A mitad de esta vereda están las bañeras con los arenales, zona muy técnica ya que como no estes puesto en esto te la pegas seguro.

Al tomar el camino del Fraile la vereda sigue y eso mismo es lo que hacemos, continuarla por el barranco de la Burra hasta el Chiribaile donde ya se toca asfalto, sobre un km. y de nuevo desviamos para seguir por veredas, la de cañalarguilla con un descenso por veredas donde hemos puesto pié pero que merece la pena 100% porque vas “embuchao” en un mar de lomas. Despues de esto hay un tramo técnico de piedras y veredas muy muy chulo hasta llegar al barranco del higuerón donde de nuevo más veredas rápidas nos esperan.

Al final de tanta vereda llega uno exhausto hasta la gasolinera donde despues de festejos varios nos despedimos hata la próxima señores, un día más, un tramo más nuevo, un exito más..

Otra más!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s